14 abr. 2014

lunes, abril 14, 2014

Agrupaciones que no adhieren a la multisindical miran con preocupación la pérdida de autonomía del movimiento de los trabajadores, reflejada en la colaboración del Ejecutivo con ex dirigentes como Cristián Cuevas.


Diario UdeChile
La ministra del Trabajo, Javiera Blanco, asistió el pasado viernes al Consejo Directivo Nacional Ampliado de la CUT, donde anunció que “muy prontamente” se va a realizar el lanzamiento oficial de la firma de la indicación sustitutiva al proyecto Multirut.

Esto, para modificar el actual proyecto, que no es de gusto del Gobierno. La ministra recordó que además de las tres reformas estructurales (educacional, tributaria y constitucional) existe un cuarto pilar, como se ha denominado, que son las reformas laborales.

La presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, dijo que este tipo de acercamientos sirven para “tener mayores elementos respecto al debate laboral y también para comprender que el desafío al que está enfrentado el movimiento sindical”.


Agregó que “más allá de avanzar en materias laborales, estamos enfocados en ser un actor protagónico de los cambios que el país requiere”.

Esta cordialidad entre la CUT y el Gobierno de la Nueva Mayoría ha levantado suspicacias. Por ejemplo, Luis Mesina, de la Confederación Bancaria, dijo que para la gran mayoría de los “sindicatos autónomos” es preocupante “esta suerte de maridaje extraño”, ante la falta de pronunciamientos sobre una reforma jurídico – laboral o sobre las prácticas antisindicales.

El dirigente añadió que “hasta el momento es probable que la CUT represente a la mayor cantidad de trabajadores, porque cuenta con la adhesión casi total del sector público, pero hay un signo de interrogación sobre si es la organización más representativa del conjunto de los trabajadores de este país”.

“La gran mayoría de los trabajadores no tiene sindicato ni organización y los que tienen luchan desesperadamente, de manera fragmentada, contra los embates de los empresarios. Creo que la representatividad de la CUT está puesta en tela de juicio, toda vez que hoy ha perdido ssu autonomía”, afirmó.

La misma opinión tiene Segundo Steilen, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores, que agrupa a campesinos e industriales, quien denunció que dirigentes de la Central han pasado a colaborar en el Ejecutivo.

Es el caso del ex dirigente de la CUT y la Confederación de Trabajadores del Cobre, Cristián Cuevas, quien pasará a ser agregado laboral en España. Aunque el dato no es oficial, fue confirmado por fuentes cercanas al sindicalista.

Steilen aseguró que la cercanía política de la cúpula de la CUT con el Gobierno es preocupante y consideró que cuando dirigentes sociales y el Gobierno confluyen en esto, se apunta a la capacidad de desmovilización que podrían tener.

El dirigente añadió que tanto la CUT como el Gobierno están “jugando con fuego” con la autonomía sindical y con los derechos de los trabajadores. Además, se declaró a la espera de reformas laborales, más allá de valorar lo que se está haciendo, justamente en materias como el multirut.

0 comentarios:

Publicar un comentario