10 jul. 2014

jueves, julio 10, 2014

Organizaciones criticaron la presentación en el Senado del proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, por parte del Ministerio del Medio Ambiente. Esto, por contemplar un sistema de protección mediante concesiones, además de no considerar una consulta ciudadana. 


radio.uchile.cl
El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, expuso ante la comisión respectiva del Senado los alcances del proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP).

Según la autoridad, se trata de un organismo que completará la reforma en materia de institucionalidad ambiental, lo que permitirá un trabajo de preservación más integral, tanto dentro como fuera de las áreas protegidas.

A esto, sumó argumentos de por qué la biodiversidad debe ser considerada como un activo para el país, así como su protección, en el marco de un nuevo Sistema Nacional de Áreas Protegidas, lo que integrará además las iniciativas privadas de conservación.


En este último punto, el proyecto de ley establece que la creación de un área protegida privada se iniciará mediante presentación voluntaria de un particular ante el ministerio, quienes deberán contar con un plan de manejo aprobado por el SBAP y estarán bajo supervisión y apoyo técnico de éste, los que no podrán establecerse por un plazo menor a 30 años.

“Hemos hecho una revisión en términos generales de sus principales contenidos y hemos recibido algunas consultas y aclaraciones de los parlamentarios, pero no me cabe duda que será un buen proyecto y una muy buena ley, porque el Servicio de Biodiversidad es necesario para Chile, en términos de que las áreas protegidas sean un activo para el país”, afirmó el ministro Badenier.

Por su parte, Flavia Liberona, directora ejecutiva de Fundación Terram, quien estuvo presente en la Comisión como oyente, manifestó que en la organización valoran esta iniciativa, ya que “pone en discusión un tema que está bastante rezagado en la política pública y en el cual poco se ha hecho sucesivamente en los distintos gobiernos”.

No obstante, la propia Flavia Liberona señaló que el proyecto tiene algunas falencias que previamente ya habían detectado, entre ellas “que no tuvo consulta a las comunidades indígenas, vulnera la Convención de Washington, permite crear o desafectar áreas protegidas por Decreto Supremo. También que reduciría la tipología o el número de figuras de conservación. Y por último, nos preocupa que el proyecto de ley no contemple mecanismos de participación ciudadana”.

En tanto, el senador independiente por la región de Aysén Antonio Horvath, integrante de la comisión, previo a la presentación del ministro manifestó su preocupación por considerar que el proyecto presentado por la administración anterior dejaba muy abierto el mecanismo de concesión de áreas silvestres protegidas.

Pero en éste, asegura, se permitirían algunos grados de participación vía concesiones o acuerdos con ONGs, lo que revisarán con atención, para que no sea “un proyecto de concesiones”.

Cabe precisar que, según detalló Badenier, entre las funciones y atribuciones del SBAP se encuentran la administración del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), la que establece nueve categorías de áreas protegidas, como reserva de región virgen, parque marino, parque nacional, monumento natural, santuario de la naturaleza, humedales de importancia internacional, entre otras.

0 comentarios:

Publicar un comentario