17 feb. 2014

lunes, febrero 17, 2014

El trabajo técnico ya está terminado. El acuerdo entre los gremios tendría como base el documento elaborado en 2012, y colocaría énfasis en el fortalecimiento de los sindicatos y la negociación colectiva. La idea es entregar la propuesta a las autoridades en abril.


PULSO
A mediados del año pasado la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) comenzaron un diálogo bastante cauteloso con el fin de elaborar un nuevo acuerdo de voluntades en materia laboral.

Para ello, ambos gremios pidieron a sus asesores técnicos diseñar una propuesta que tuviera como base el acuerdo de voluntades firmado en marzo de 2012, y que en ese momento fue presentado a la ministra del Trabajo de la época, Evelyn Matthei.


El trabajo de los técnicos, que se extendió por casi 7 meses, ya finalizó y ahora queda afinar los alcances que tendrá el nuevo acuerdo laboral. De esta manera, tanto los dirigentes de la CPC como de la CUT conformarán una mesa de trabajo durante marzo, la que estaría liderada por ambos presidentes de los gremios, Andrés Santa Cruz y Bárbara Figueroa, respectivamente.

La idea de esta mesa es ir aterrizando cada punto del acuerdo y especificar los cambios legislativos necesarios para desarrollar las modificaciones a la ley laboral.

"Hay un acta de las reuniones técnicas y ahora, llegando marzo, hay que conversar desde el punto de vista más político y ver cuáles son los posibles acercamientos, pero se ha avanzado muchísimo en el tema, y yo espero que esto sirva como referencia para los cambios que tienen que hacerse en el Código del Trabajo", dijo a PULSO el ex presidente y actual secretario general de la CUT, Arturo Martínez, quien está participando del proceso.

El dirigente de la multisindical aseguró que se darán el tercer mes del año para aunar los criterios del documento, información que también fue confirmada desde la CPC, donde indicaron que ahora viene el trabajo político de la propuesta.

ELABORACIÓN DEL DOCUMENTO
La idea de las partes es presentarle el documento a la Presidenta electa Michelle Bachelet y a la próxima ministra del Trabajo, Javiera Blanco, lo que podría  ocurrir en abril, ya que se estima que en marzo la agenda de las nuevas autoridades estará enfocada en las reformas tributaria y de educación. 

"En marzo vamos a instalar la mesa. No hay que apurarse tanto, porque los cambios al sistema laboral no van a ocurrir durante el primer semestre, porque van a estar instaladas las reformas tributaria y de educación. Pero hay  que preparar el segundo semestre para que entren los temas laborales", afirmó Martínez.

El acuerdo laboral tendrá como base los puntos acordados en 2012: protección del empleo en tiempos de crisis, seguridad laboral, avanzar en la reforma al seguro de cesantía, subsidio a la contratación del primer empleo y de quienes han estado mucho tiempo sin empleo, fin del multirut, salario mínimo, empleo femenino, y sindicalización y negociación colectiva.

Pero además, este último punto será reforzado en el actual acuerdo. En ese sentido, el acta incorporará temas relacionados con la negociación colectiva en cuanto a respetar el piso establecido en el contrato colectivo previo, ya que hoy la legislación laboral permite bajar los beneficios ganados por los sindicatos; y terminar con los grupos negociadores.

Respecto al fortalecimiento de los sindicatos, solicitarían reconocer la titularidad de éstos y permitirles entregar los beneficios a aquellos trabajadores que se incorporan después de la negociación colectiva. Además, pedirían mayor protección ante el desafuero sindical, ya que la ley no especifica las razones. A esto se suma la posibilidad de aumentar las horas sindicales (actual 6 horas a la semana) y que sean pagadas por la empresa.

Desde la CPC dicen que "el acuerdo con la CUT se acerca al programa de Bachelet", por lo que podría tener rápida aceptación del gobierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario