9 dic. 2013

lunes, diciembre 09, 2013

Fundación Sol y la CUT señalan que este aumento responde a los bajos salarios que se otorgan en la economía local, lo que obliga a los trabajadores a cumplir más horas extraordinarias, para recibir más dinero.


Nación
La jornada laboral de los chilenos subió de 42 a 44 horas semanales, entre 2002 y 2011, indicó el Panorama Social de la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Esto refleja una dimensión crítica en la disponibilidad de tiempo de los trabajadores, pues sus horarios son más largos que los existentes en Europa, donde el promedio es de 38 horas.

De acuerdo al estudio, la jornada semanal chilena supera además a las de Argentina donde llega a 39 horas semanales, Brasil (42), Venezuela (37), Perú (41), Panamá (42) y Uruguay (40).


CAUSA: BAJOS SALARIOS
Marcos Kremerman, director de la Fundación Sol, afirma que el aumento de la jornada laboral responde a los bajos salarios que persisten en la economía local, "que no permiten llegar a fin de mes con la jornada normal".

"Ocurre que hay muchos empleos de jornada parcial, que son aquellas personas subempleadas que quieren trabajar más para complementar las horas de trabajo que no les brinda la economía", precisa.
A su juicio, "Santiago es una de las 10 ciudades donde más se trabaja en el mundo, estamos detrás de las ciudades asiáticas, que son aquellas con tasas más altas, y esto también se debe a la baja densidad de sindicalización y negociación colectiva. Es un mal signo que estemos aumentando las horas de trabajo, en vez de disminuirlas".

CUT
Para Arturo Martínez, vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el incremento de las horas trabajadas también se debe a que las empresas "están haciendo más horas extraordinarias y han decidido entrar más a la productividad que a la calidad y los trabajadores acceden a las horas extra para poder subir un poquito más sus salarios".

"Todavía estamos en un nivel de salarios bajos, porque los trabajadores ceden a trabajar más y así cargar sus horarios para ganar más dinero, y eso demuestra que la empresa chilena cree que con calidad no puede competir y ahí hay un problema de estrategia", sentencia el dirigente.

0 comentarios:

Publicar un comentario