30 dic. 2013

lunes, diciembre 30, 2013

La brecha entre planteles persiste y privados tienen hasta 142 puntos más en Matemáticas.


La Tercera
“La PSU podría ser nuestro nuevo censo: nos dice de dónde venimos, si somos hombre o mujer, dónde estudiamos y cuánto ganan nuestras familias”, señaló la presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. Católica, Naschla Aburman.

Aunque su comentario fue vía Twitter y a horas de que se conocieran los resultados de la PSU, este generó adhesión, pues la situación que se ve cada año, tras la entrega de los resultados, una vez más se repitió.

Según los datos del Demre, los alumnos de colegios particulares pagados obtuvieron los mejores resultados en el test: en Lenguaje promediaron 598 puntos mientras que sus pares municipales tuvieron 470 puntos.

En Matemática la situación fue más dramática: los particulares tuvieron en promedio 610 mientras que los municipales, 468 puntos, generándose una diferencia de 142 puntos.

La brecha entre estos dos tipos de colegios fue de 135 puntos, cifra que se ha mantenido prácticamente constante en las 11 aplicaciones que ha tenido la PSU.

De manera general, los alumnos de colegios municipales no tuvieron ningún promedio sobre los 500 puntos, resultado que es el mínimo requerido para entrar a las 25 universidades tradicionales. En tanto, los colegios subvencionados tuvieron un rendimiento que promedió los 500 puntos.


El experto en educación, Juan Eduardo García Huidobro señala que las diferencias socioeconómicas se dan cada año debido a que la prueba “tiene un sesgo importante, pues se está evaluando, por una parte los resultados escolares, pero por otra, la cultura general y el ambiente de los niños”.

El vicepresidente del Consejo de Rectores, Juan Manuel Zolezzi, señaló que es importante que los colegios impartan el currículum establecido por el Mineduc y que es el que mide la PSU. “Si no se pasan los contenidos de los currículum es muy difícil que una prueba vaya a poder resolver las diferencias que hay entre el número de preguntas que contestan los alumnos por tipo de colegio”. Añadió que “no podemos bajar los estándares de la prueba, porque los contenidos de las universidades lo requieren”, agregó el directivo.

Ante eso, García Huidobro indicó que las diferencias en los contenidos que se imparten también tienen relación con “las condiciones con las que se trabaja son menos ricas, desde el punto de vista de cultura escolar”.

0 comentarios:

Publicar un comentario