10 dic. 2013

martes, diciembre 10, 2013
Nos sorprendió positivamente una amena y versátil charla del Gerente General de Amec Chile, Sr. Albert García, el pasado miércoles 4 de diciembre, quien demostró hablar un fluido español y una movilidad en la testera poco usual para un ingeniero, ya que estamos acostumbrados a discursos pre escritos. Nos contó que asumió su cargo en agosto de este año y le impactó las cifras rojas de la empresa, habló de un año con pérdidas, y la disconformidad de los sindicatos, donde hizo la comparación de sus hijos en Texas que pese a contar con una buena calidad de vida manifiestan críticas. Pero destacó la calidad técnica excepcional de los profesionales chilenos.

El énfasis estuvo puesto en la calidad y productividad de nuestro trabajo, abrió un pequeño espacio a la campaña “Why Amec”, particularmente mostró su preocupación por el escaso cumplimiento en la capacitación sobre el Código de Conducta y la necesidad que la hoja de tiempo esté verificada el jueves. 

El gran anuncio es que los trabajadores de AIL (posteriormente se confirmaría que también para los trabajadores de AMCHI) a partir de enero del 2014 tendrán una jornada de 43 horas semanales sin reducción de su sueldo. Quedó claro que este beneficio no incluye a los trabajadores de AMCA que tienen jornada de 45 horas. 

Consideramos que este anuncio es un gran triunfo para los trabajadores y que efectivamente la productividad mejorará progresivamente, respecto de esto último existen dos amenazas. En primer lugar se nos viene a la memoria una antigua película ambientada a fines del siglo XIX cuando un amo invita a cenar a sus esclavos y les anuncia que serán libres, pero los negros no saben qué hacer con su libertad, y pese al anuncio ellos seguían la rutina de la zafra al barrancón y del barrancón a la zafra. ¿Seremos capaces de retirarnos de la empresa a las 18:30 hrs., sin sentir culpa y con la satisfacción del deber cumplido?

En segundo lugar, no queda claro como se medirá la productividad de algunas funciones en la empresa, para el caso de Operaciones Generales se busca un 94,5% de rendimiento, es decir ese debe ser el cuociente entre las horas disponibles y las horas efectivamente trabajadas en proyecto. ¿Pero qué pasa con el personal de Tecnología e Informática, Servicios de Ingeniería, Gerentes Funcionales, Recursos Humanos, Administración y Finanzas, Auditores, en fin una serie de funciones que adquieren importancia porque uno de nuestros principales problemas son las tarifas que cobramos a los clientes?

Albert García critica la actitud de los chilenos de enmarcarse en las estructuras legales, sin embargo su anuncio se limita solo a algunas de las estructuras legales que adopta la empresa en Chile, aunque Operaciones Generales está dividido en tres razones sociales, AMCA servicios, AMCA ingeniería y AIL, creemos que avanzamos hacia el gran objetivo de los trabajadores: un solo Amec en Chile.

0 comentarios:

Publicar un comentario