9 dic. 2013

lunes, diciembre 09, 2013

Hay consenso en que el avance de la desocupación sería leve, beneficiado por las bajas tasas actuales. El crecimiento de los salarios se mantendría, aunque en forma más moderada que en los años recientes.


La Segunda
Luego que el Banco Central redujera en 25 puntos base el rango probable de crecimiento de la economía para el año próximo, situándolo entre 3,75% y 4,75%, el impacto en el empleo será una de las consecuencias más visibles de este menor dinamismo.
Pero ya que la desaceleración económica que proyecta el ente emisor es acotada, no se ven efectos dramáticos en materia de desempleo. Así al menos lo proyectaron economistas consultados, que coincidieron en proyectar un alza moderada de la tasa de cesantía para 2014 junto con un ritmo más acompasado en la expansión de los salarios.

Desde Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes explicó que el menor crecimiento que espera el Banco Central para 2014 se explica por desaceleración de la inversión mayor a la esperada "lo que no es bueno desde el punto de vista del empleo, porque el gran dinamismo que hemos visto en estos cuatro años se sustenta en el avance de la inversión".

Afirmó que es esperable un alza del desempleo, "pero no en forma dramática, ya que partimos de una buena situación, con tasas históricamente bajas. No creo que llegue a niveles superiores a 7% el año próximo". A su juicio, esto indica que deberían mantenerse activas las políticas que incentivan la contratación de mujeres y jóvenes, que logran buenos resultados y tienen respaldo político transversal.


En un escenario que no es recesivo, sino de desaceleración, el economista Hernán Frigolet proyecta que el crecimiento empleo debería estar en torno a 120 mil ocupados al año, consistente con una tasa de crecimiento economía de 4%. "Esperaría que el desempleo se mantenga en el rango de entre 6 y 7% a lo largo del año, llegando a peak marginalmente en torno a 7,2%", aseveró.

Algo más optimista se mostró el economista jefe de Corpresearch, Sebastián Cerda, quien estimó que el nivel máximo de desempleo se ubicará entre 6% y 6,5% el año próximo. "Todavía el mercado laboral está mostrando bastante dinamismo", destacó.

Sebastián Senzacqua, de Bice Inversiones, adelantó que en estos meses estivales es probable ver algunos incrementos en el desempleo de algunos sectores, como la agricultura, afectada por factores puntuales como heladas. No obstante, eso podría compensarse por la activación de otros puestos de trabajo como los del turismo.

"Para 2014 el peak podría acercarse a 6,5%, principalmente asociado a la maduración en algunos proyectos de inversión eléctricos y mineros", añadió.

Salarios crecen, pero a menor ritmo que en años recientes

El alza moderada en la cesantía no debería tener un impacto relevante en las remuneraciones, las que deberían seguir creciendo, pero en forma más acotada que en el último tiempo.

Hernán Frigolet dice que en ello van a jugar dos factores: el menor incremento en la ocupación y también una inflación más alta. "Un incremento moderado del empleo y un crecimiento economía entre 3,5% y 4,5% no deberían impedir un alza moderada en los salarios", afirmó.

El analista de Bice Inversiones proyectó aumentos en las remuneraciones probablemente más cercanos a un 5% nominal, con salarios reales que podrían crecer aún menos que en 2012, cuando registraron una expansión de 4,7%. "Para los próximos años deberían haber crecimientos más contenidos, dado que se espera un mayor avance de la inflación", añadió.

Sebastian Cerda coincidió con el análisis y agregó que aunque es razonable esperar que una demanda por trabajo más lenta incida en un ajuste en los salarios como mecanismo de ajuste a un menor ritmo de actividad, en la realidad eso ocurre "en forma más lenta de lo que se cree".

0 comentarios:

Publicar un comentario