5 dic. 2013

jueves, diciembre 05, 2013
Tres años antes de que terminara el Siglo XX el Sintrai ya estaba preparando a sus socias del área administrativa para los desafíos del siglo XXI, de esta manera suscribimos un convenio con la Universidad Técnica Federico Santa María para realizar cursos de Word y Excel, de esta manera todos los sábados durante tres meses sacábamos computadores de los dibujantes CAD de las distintas salas y los trasladábamos al auditórium de José Domingo Cañas donde se realizaba el curso, y luego en la tarde volvíamos los computadores a sus lugares de origen, casi 40 computadores, entre tres personas Mauricio Ramos, Alexander Saravia y Horacio Díaz, uf no era un esfuerzo físico menor.

Nuestras secretarias usaban máquinas de escribir electrónicas, y algunas trabajaban en el “pool de secretarias”, un lugar donde llegaban los documentos manuscritos enviados por gerentes e ingenieros, desde cartas hasta propuestas, y que las secretarias se iban turnando para digitar dichos trabajos.

Eran otros tiempos, aún no se sabía que procesador de texto se impondría; el Word Perfect o el Word, finalmente el poderío de Microsoft se impuso en casi todo el planeta, y las funciones típicas de las secretarias fueron cambiando, sobre todo en nuestro rubro de la ingeniería de consulta.

Nosotros sabíamos que la administración de proyectos tenía competencias especiales en las cuales fuimos trabajando y alentando la capacitación, en lo que más tarde se conocería como el control de proyectos y el control de documentos.

Hoy ha quedado solo el nombre de secretarias, porque en realidad son asistentes con conocimientos y capacidades muy específicas en las diferentes áreas de la empresa, sin embargo no podemos olvidar el origen de esta función, y en particular recordar a Eugenia Klare QEPD, secretaria de Gerencia General quien encabezó la rebelión de las secretarias en el año 1997 para que se instaurara el uniforme, como una forma de disminuir el costo y el estrés de la vestimenta.

Hoy siguen siendo nuestras secretarias, saludos para todas ellas este 3 de diciembre.

0 comentarios:

Publicar un comentario