2 dic. 2013

lunes, diciembre 02, 2013

A través de un cuestionario, las candidaturas se pronunciaron sobre la medición y coincidieron en la necesidad de mayor equidad.


La Tercera
Un examen a la medición. A sólo 24 horas de que más de 271 mil estudiantes rindan la Prueba de Selección Universitaria (PSU), las aspirantes a llegar a La Moneda analizaron el actual sistema de ingreso a la educación superior y dieron a conocer, a través del mismo cuestionario, su visión respecto del test y los cambios que debería tener el sistema de admisión para que éste sea más equitativo.

La candidata de la Alianza, Evelyn Matthei, es categórica al señalar que la PSU no cumple con estándares internacionales y retoma una idea propuesta en 2010 por el entonces ministro de Educación, Joaquín Lavín: que la medición se rinda más de una vez al año.

En cuanto al ranking de notas, Matthei afirma que está en desacuerdo en cómo se implementó, debido al “alto grado de incertidumbre” que generó en los estudiantes. Añade, eso sí, que es una medida que, en el corto plazo, podría mejorar el acceso al sistema de los alumnos más vulnerables.

Por su parte, desde el comando de Michelle Bachelet plantearon que el test es “un termómetro que refleja las desigualdades”. En este sentido, añadieron que en el programa de gobierno se proponen mecanismos de acceso complementarios a la educación superior. Entre estos están los cupos de equidad para el 20% de la matrícula de cada carrera, junto con la preparación de los alumnos que en 2016 saldrán del colegio. También se propone la creación de una red de centros de formación técnica que estén vinculados a universidades públicas.


Michelle Bachelet, Nueva Mayoría


¿Qué visión tiene de la PSU? ¿Cree que cumplió con el objetivo con el cual se creó en 2003?

Las universidades del Consejo de Rectores, más otras instituciones, tienen un sistema centralizado de admisión (...). Y la PSU tuvo como objetivo que la medición de aptitudes y habilidades tuviera mayor vinculación con el currículum y, como es natural, estos instrumentos debieran ser evaluados técnicamente, revisados y ajustados (...). En el caso de la PSU, la equidad en el acceso es un tema relevante. Hoy existen muchos estudiantes que, siendo muy talentosos, pero dado que no han tenido acceso a una educación de calidad, han visto frustradas sus opciones de obtener altos puntajes. La PSU es sólo un termómetro que refleja las desigualdades de los hogares y del sistema escolar.

En enero se informó de deficiencias en el examen, tras el informe Pearson. ¿Cree que se han hecho las mejoras suficientes?

El informe Pearson hizo sugerencias que se están implementando gradualmente. Nuestra propuesta es seguirlas y apuntan a corregir las desigualdades de origen y estructurales. Esto, continuando con el énfasis iniciado en mi gobierno de relevar la educación preescolar y avanzar hacia una educación pública de calidad. Se busca implementar medidas que, en el corto plazo, signifiquen avanzar hacia sistemas más equitativos para fomentar el ingreso a la educación superior de los estudiantes talentosos, sin que sean discriminados por nivel socioeconómico o desventajas de cuna.

¿Cuál es su opinión sobre el ranking de notas, que en muchas Ues. subió la ponderación a costa del puntaje de la PSU?

El ranking de notas, y así lo demuestra la evidencia empírica, parece una buena herramienta para complementar la PSU y las notas. Los porcentajes del peso del ranking, así como los distintos factores de selección, son una decisión autónoma de los planteles. Es importante que la institucionalidad vaya evaluando de manera continua la batería de instrumentos de selección y haga las evaluaciones de manera oportuna (...). Sin embargo, lograr un acceso más equitativo no es suficiente. Si incrementamos el acceso de alumnos talentosos y vulnerables, nuestra tarea no puede ni debe terminar allí.

¿Cree que el proceso de selección universitaria debe incorporar otras herramientas o bien incluir otras pruebas?

Proponemos un programa complementario para apoyar a los estudiantes vulnerables y retenerlos. La verdadera movilidad social y el acceso a las oportunidades no sólo pasan por mejorar de manera significativa las opciones de acceso de estos jóvenes, sino también por lograr las condiciones para que ellos completen su educación terciaria y superen en forma sostenible sus condiciones de vulnerabilidad de origen (...). Nuestra propuesta es contar con mecanismos de acceso a la educación superior más justos y equitativos. No podemos agotar esfuerzos en esto.

¿Cómo pretende disminuir la brecha en materia de admisión universitaria que hay entre alumnos del sistema público y particular?

Proponemos romper con las dos principales barreras a la equidad: financiamiento y acceso. Para esto, planteamos un nuevo sistema de financiamiento que avance hacia la gratuidad universal, y hemos propuesto mejorar el sistema de acceso con un mecanismo complementario que establece cupos de equidad adicionales al sistema regular, equivalente a, al menos, un 20% de la matrícula de cada una de las carreras, para el 40% más vulnerable (...). Esto automáticamente aumentará la admisión de los buenos estudiantes de educación pública (...). Asimismo, se iniciará un programa, en los primeros 100 días, de preparación y apoyo de jóvenes que partirá con alumnos de tercero medio.

¿Debe haber una prueba para técnicos y cómo se puede potenciar el área?

Chile requiere mayor equidad e inclusión, muchos de nuestros jóvenes optan por una educación técnico-profesional (...). Nuestro programa establece un esfuerzo especial en el sector técnico-profesional. Crearemos una red de centros de formación técnica (CFT) pública que tendrá presencia en todas las regiones. Cada CFT estará vinculado a una universidad pública.

¿Está de acuerdo con la actual distribución de recursos públicos entre Ues. tradicionales y privadas?

Proponemos avanzar fuertemente en gratuidad, la que podrá ser ejercida en todo plantel que cumpla, entre otros, con estar acreditado bajo altos estándares de calidad; acatar las normas que no permiten el lucro; seguir las nuevas normas sobre acceso de equidad; desarrollar reforzamiento para los alumnos vulnerables, y que se rija por el sistema de aranceles que determine el Mineduc. Proponemos un nuevo esfuerzo financiero, estableceremos un trato preferente con las Ues. del Estado. Este incluye un fondo de aporte basal permanente para ellas y un fondo permanente de apoyo a las Ues. públicas regionales.

Evelyn Matthei, Alianza


¿Qué visión tiene de la PSU? ¿Cree que cumplió con el objetivo con el cual se creó en 2003?

Creemos que la actual PSU no es una prueba de selección que cumpla con los estándares internacionales de este tipo de evaluaciones. Evidentemente el reemplazo de la PAA por la PSU no fue un cambio acertado, pues esta prueba aún tiene muchas falencias. En nuestro gobierno proponemos enfocarnos no sólo en los cambios a la PSU, si no que en un nuevo sistema de admisión, que deberá simplificar la modalidad de rendición de la prueba, haciendo uso de los avances de la tecnología. Hay que mejorar su oportunidad, es decir, que se pueda rendir más de una prueba en el año, mejorar su institucionalidad y (...) que el instrumento dé solución a los problemas de equidad.

En enero se informó de deficiencias en el examen, tras el informe Pearson. ¿Cree que se han hecho las mejoras suficientes?

Creemos que no necesariamente se ha actuado oportunamente en realizar los cambios suficientes. Por ejemplo, no se ha evaluado el tema de la institucionalidad ni del poder predictivo de la prueba con gran profundidad. Sí se han realizado cambios en el tema de la equidad, que por supuesto es uno de los más importantes, pero no necesariamente las soluciones propuestas han sido las adecuadas.

¿Cuál es su opinión sobre el ranking de notas, que en muchas Ues. subió la ponderación a costa del puntaje de la PSU?

La equidad se debe abordar desde la educación preescolar. El mayor peso del ranking de notas es una medida de corto plazo para tratar de mejorar el ingreso de alumnos vulnerables y de colegios municipales que han sufrido una terrible brecha en la calidad de la educación (...). Si bien el ranking de notas parece tener un aceptable poder predictivo del desempeño del alumno, estoy en desacuerdo con la forma en que se implementó y diseñó, pues generó un alto grado de incertidumbre en quienes van a rendir la PSU.

¿Cree que el proceso de selección universitaria debe incorporar otras herramientas o bien incluir otras pruebas?

Creo que debemos instaurar un nuevo sistema de admisión, que deberá simplificar la modalidad de rendición de la Prueba de Selección Universitaria, haciendo uso de los avances de la tecnología. Mejorar su oportunidad, es decir, que se pueda rendir más de una prueba en el año. Mejorar su institucionalidad y, una de las cosas más importantes, que el instrumento dé solución a los problemas de equidad, y mejorar su poder predictivo.



¿Cómo pretende disminuir la brecha en materia de admisión universitaria que hay entre alumnos del sistema público y particular?

Creemos que para mejorar el acceso a la universidad de los alumnos que provienen del sistema público, debemos poner todos nuestros esfuerzos en fortalecer la educación pública, transformándola en una de las mejores del sistema y colocar especial atención en la educación preescolar. En nuestro programa de gobierno, nos haremos cargo de perfeccionar todo el sistema desde la infancia temprana, educación básica, media y superior, y capacitación continua de nuestros trabajadores. Para mejorar la calidad de la educación pública proponemos, entre otras ideas, mejorar el nivel de nuestros profesores, mejorándoles sus salarios partiendo todos en $ 600 mil mensuales y, además, bonificando a aquellos docentes destacados y a aquellos que trabajen en colegios vulnerables.

¿Debe haber una prueba para técnicos y cómo se puede potenciar el área?

Debemos fomentar la educación técnica, desde la educación media, y favorecer la continuación de estudios desde este ámbito. Esto no pasa necesariamente por crear un instrumento de admisión especial, si no con la creación de marcos de cualificaciones a nivel nacional y marcos de cualificaciones sectoriales (...). Al favorecer la continuación de estudios, las carreras técnicas se transforman en una opción real de nuestros estudiantes.

¿Está de acuerdo con la actual distribución de recursos públicos entre Ues. tradicionales y privadas?

Debemos entregar financiamiento a aquellas universidades que son de calidad y que entreguen, por lo tanto, bienes públicos de calidad. En este sentido proponemos avanzar hacia un sistema de financiamiento institucional que entregue recursos por la generación de bienes públicos, sujetos al cumplimiento de convenios de desempeño. Redefiniremos el otorgamiento del Aporte Fiscal Indirecto (AFI), en base a complementar los criterios de asignación vigentes, reemplazándolos por criterios que consideren el esfuerzo individual, entre otros.

0 comentarios:

Publicar un comentario