6 mar. 2014

jueves, marzo 06, 2014

Luego de la investigación por el caso de la Comisión Nacional de Acreditación, donde fue formalizado por cohecho Luis Eugenio Díaz, los dardos apuntaron ahora a los posibles delitos relacionados al emblemático colegio La Girouette y el Colegio Madrigal, el primero donde varias figuras de centro izquierda han educado a sus hijos. Ambas situaciones están unidas por el rol del contador Jorge Alburquenque.


The Clinic
La Fiscalía de Ñuñoa formalizará a los dueños del establecimiento por fraude tributario, acusándolos de evasión por unos $500 millones a través de boletas falsas, según señala El Mercurio en su edición de este lunes.

Los imputados son los hermanos Félix y Noelle Albagly, además del contador Jorge Alburquenque, quien también estuvo relacionado a una de las aristas del caso CNA por entrega de facturas falsas a Luis Eugenio Díaz.

Los persecutores llegaron a este colegio por la oficina contable de Jorge Alburquenque, que asesoraba a Luis Eugenio Díaz mientras trabajaba en la CNA y prestaba servicios simultáneos a casas de estudios superiores.

El Mercurio señala que luego de ocho meses de indagaciones, se determinó que 14 empleados de la oficina contable de Alburquenque entregaron boletas falsas a los colegios La Girouette y El Madrigal, con lo que habrían rebajado impuestos entre los años 2008 y el 2013.

Debido a lo anterior, este 26 de marzo se formalizará por fraude tributario a los dueños de La Girouette y El Madrigal, y por facilitación de boletas falsas al contador Jorge Alburquenque.

El diario de la familia Edwards señala que cercanos a los hermanos imputados informaron que la semana pasada se restituyeron los $500 millones que el Servicio de Impuestos Internos declaró como deuda de los colegios.

0 comentarios:

Publicar un comentario