3 mar. 2014

lunes, marzo 03, 2014

Coalición logró un acuerdo de administración en la mesa y las comisiones del Senado para los próximos cuatro años.


La Tercera
En uno de los salones del ex Congreso, con casi dos horas de retraso -la citación inicial era a las 10.00-, los senadores Fulvio Rossi (PS), Jorge Pizarro (DC) y Guido Girardi (PPD) presentaron el acuerdo de la Nueva Mayoría para la administración del Senado durante los próximos cuatro años.

Sin embargo, el entendimiento de la coalición -que le entregó a la socialista Isabel Allende la presidencia de la Cámara Alta en 2014- estuvo a un paso de no concretarse.

Lo anterior, debido a que uno de los nudos que faltaba por destrabar, el liderazgo de la Comisión de Educación, enfrentó nuevamente a la DC con el sector progresista del bloque.


Tras la salida de Claudia Peirano, preocupados por la ausencia de militantes de la colectividad en el Mineduc, en la falange volcaron sus esfuerzos en obtener la conducción de la instancia ad hoc en el Senado -donde su representante es el líder de la falange, Ignacio Walker- al menos, en los primeros dos años.

En la DC sienten que será ese el espacio donde se debatirán los márgenes de la reforma que pretende impulsar Michelle Bachelet en la materia.

La propuesta de la falange, sin embargo, chocó con la rápida oposición de los representantes del PS y el PPD en la negociación, que insistieron en que la conducción de la comisión durante los primeros dos años debía corresponder al bloque progresista, mayoría al interior de la coalición.

A tanto llegó la disputa, que en medio de la cita Pizarro dejó en punto muerto las tratativas y se retiró para conversar por vía telefónica con Walker.

Tras analizar el escenario desfavorable y los posibles caminos de salida, ambos dirigentes concluyeron en que un virtual quiebre de la negociación sería atribuido a la DC y que un enfrentamiento de tal magnitud impactaría de lleno en el proceso de instalación del gobierno de Bachelet.

Pizarro volvió a la cita y optó por aceptar la contrapropuesta ofertada por el bloque progresista: en 2016 y 2017, la comisión quedaría en manos de la falange.

De esa forma, la Nueva Mayoría destrabó el acuerdo, pero provocó una fractura al interior del bloque.

El propio Walker volvió a hacer referencia a la escasa influencia de la DC en los cargos de representación en Educación, reforzando así la tesis esbozada la semana pasada, en una entrevista concedida a Reportajes, en la que manifestó su preocupación debido a que su partido se quedó “fuera de la foto” del Mineduc.

“Si hay una materia sensible en el país y en la Nueva Mayoría es Educación. Como DC tomamos nota de que se nos ha colocado en una posición disminuida en Educación, tanto en el ámbito gubernamental como parlamentario”, dijo el líder democratacristiano.

El ex canciller aprovechó para hacer una advertencia: “Que cada cual saque sus conclusiones y asuma sus responsabilidades”.

Monitoreo de Tegualda

Según fuentes de la Nueva Mayoría, el equipo político del gobierno entrante, que tiene su centro de operaciones en calle Tegualda, monitoreó de cerca el desarrollo de las negociaciones por la administración de las comisiones del Senado para los próximos cuatro años. En especial, en aquellas materias que forman parte de los tres ejes del programa elaborado por la coalición: Constitución, Educación y Hacienda.

Si bien desde la DC desligan de responsabilidades a Bachelet y su entorno por este episodio, sí apuntan al rol del designado ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, con quien esperan tener con el paso de los días una relación más fluida.

En la falange, además, acusan un rol “intransigente” de algunos representantes del PPD, a quienes atribuyen, a su juicio, un afán por dejar en segundo plano a los representantes de la colectividad en instancias de decisión que serán claves para el cumplimiento del programa del futuro gobierno.

En 2014, la Comisión de Educación será presidida por el socialista Fulvio Rossi; Hacienda, por Felipe Harboe (PPD), y Constitución, por Ricardo Lagos Weber (PPD), dejando sin participación en el año de instalación del nuevo gobierno a la DC.

En cuanto a la presidencia del Senado, además de la PS Isabel Allende en 2014 -primera mujer en llegar a ese cargo-, se acordó que en 2015, con Patricio Walker, y en 2017, con un representante a elegir, la falange ocupará la testera. En tanto, en 2016 ese puesto será para un representante del PPD.

0 comentarios:

Publicar un comentario