27 ene. 2014

lunes, enero 27, 2014

Según balances internos del DEMRE, en 7 años, la aplicación del examen les dejó $205 millones a favor. U. de Chile explica que "hay costos que no aparecen en el presupuesto" de esa oficina y que asumen otras unidades del plantel.


La Segunda
"El directorio del Sistema de Admisión (compuesto por seis rectores) debe conocer los estados financieros del DEMRE".

Así reza el acta del 12 de septiembre del Consejo de Rectores, sesión extraordinaria donde se abordó cómo financiar el nuevo sistema de administración de la admisión universitaria, que debutó en este proceso que recién concluyó.

En la reunión, los rectores de las universidades tradicionales (mediante un acuerdo) pidieron saber si a la Universidad de Chile le queda algún saldo de dinero a favor tras tomar la PSU.

Por ello, plantearon "solicitar formalmente una cuenta de ingresos y gastos a la U. de Chile por el actual sistema de admisión que es propiedad del Consejo de Rectores" y que es administrado por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), que depende directamente de la vicerrectoría académica de la Casa de Bello.


Junaeb paga mayoría de aranceles
Pese a que los fondos que financian la PSU son casi en su totalidad públicos -el Estado paga a todos los egresados de liceos municipales de 4° medio (y algunos subvencionados) los casi $27 mil que se pide para rendirla-, prácticamente no existen informes económicos disponibles para ver cómo se distribuye el dinero.

En 2012 sólo por concepto de aranceles PSU, el DEMRE recibió $7.085 millones, de los cuales $ 4.710 millones fueron entregados por la Junaeb para que 181 mil alumnos vulnerables de colegios municipales y subvencionados rindieran el examen.

El año pasado la cifra aportada por la Junaeb creció a $ 4.716 millones para apoyar a 176.526 jóvenes.

Mediante el sistema de transparencia, «La Segunda» solicitó a la U. de Chile el presupuesto del DEMRE.

La casa de estudios entregó los registros detallados entre 2006 y 2012, que indican que durante ese lapso la oficina tuvo un saldo favorable por $205 millones, ya que asegura que en todo ese período los ingresos llegaron a $19.884 millones y los gastos llegaron a $19.679 millones (ver tabla).

Sin embargo al multiplicar la cantidad de inscritos anuales para dar la PSU por el arancel cobrado por el examen, las cifras no coinciden, quedando un monto a favor del plantel que no está informado. Según este cálculo, entre 2006 y 2012 la inscripción PSU debió producir $ 43.451 millones, pero el DEMRE asegura que recibió ingresos por $ 19.884 millones.

"Hay costos que no aparecen en presupuesto del DEMRE"
Consultadas las autoridades de la casa de estudios, se informó que "los costos reales del DEMRE son financiados por presupuestos generales de la universidad (de administración general) y el presupuesto de la unidad".

Y se detalló que "hay costos asociados al proceso de elaboración y testeo de las preguntas, coordinación y aplicación de las pruebas, soporte informáticos y sistema de seguridad que son financiados en parte por fondos generales de la universidad, ya que involucran a otras unidades, por lo que esos costos no aparecen en el presupuesto del DEMRE" .

Dicho presupuesto permite contratar el personal que participa directamente en la toma de las pruebas, que en los últimos tres años significó contratar más de 21 mil personas al año, la mayoría examinadores.

Respecto del acuerdo tomado por los rectores de transparentar los flujos de dinero, señalaron que "esto se refiere al convenio que se hará (se firmaría en marzo) para la contratación de los servicios para la gestión de la PSU y que se resolverá este año. Dicho convenio operará bajo una nueva modalidad a definir entre el CRUCh y el DEMRE".

Y agregaron que "todos los montos son aprobados y auditados por las respectivas instancias, y fiscalizados por Contraloría General".

Dineros para financiar estudios sobre la PSU
Los recursos que genera la PSU servirán para los estudios técnicos que proyecta encargar la nueva administración del examen. De hecho el presupuesto actual de este nuevo organismo es de $ 259 millones anuales, con lo que se financia un staff de 7 personas mediante un convenio con la U. de Chile que durará seis años.

"Como la universidad es la que recibe los montos por la inscripción de la PSU, ella hará la transferencia para financiar el sistema único, pero no significa que dependeremos de ese plantel. Nosotros tenemos una autoridad, que es un consejo compuesto por seis rectores", dice la directora ejecutiva de la instancia, María Elena González.

Este año -para financiar el sistema- los rectores acordaron "prorratear" entre las 33 universidades que participan en la admisión (25 tradicionales más 8 privadas) los $130 millones por el último semestre de 2013. Y como la distribución se hizo en base a la matrícula de primer año de cada plantel, la U. Andrés Bello debió traspasar $14 millones y la U. de Magallanes sólo $638.000.

González aclara que el DEMRE seguirá manteniendo las funciones que actualmente realiza: publicación de los documentos de la PSU y la aplicación del test. "Sería imposible que con el presupuesto y el personal que tenemos asumiéramos algunas de esas funciones. Se necesitaría un presupuesto 100 veces superior al actual", asegura.

Y agrega que el acuerdo -el texto lo estudian ahora el Departamento Jurídico de la U. de Chile y los abogados del CRUCh- será a 6 años porque ese es el período planificado para "cambiar el sistema estadístico de la PSU, porque el que se usa es muy antiguo y el que vamos a usar nos va a permitir realizar algunas de las recomendaciones del informe Pearson".

0 comentarios:

Publicar un comentario