20 ene. 2014

lunes, enero 20, 2014

Dirigentes de gremios de la salud, tales como la Fenpruss y Fenats Nacional, agrupaciones ciudadanas como la Red Metropolitana de Usuarios de la Salud, las diputadas electas Camila Vallejo y Karol Cariola, la ex ministra de Salud, Soledad Barría, el alcalde de la comuna de La Granja, Felipe Delpin, entre otros, concurrieron este lunes a La Moneda a dejar una carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera, solicitándole que detenga los llamados a licitación para la concesión a privados de los hospitales El Salvador, Sótero del Río, Félix Bulnes, los hospitales de la Red Sur y de la Región de Valparaíso.


FENPRUSS
Frente a la sede de Gobierno, por calle Teatinos, un centenar de personas desplegaron carteles alusivos a su petición y posteriormente sus representantes ingresaron a dejar la misiva para el jefe de Estado.

La presidenta de la Fenpruss, Gabriela Farías –que acudió con parte del Directorio Nacional del gremio- , explicó que "debido a un encuentro de usuarios de la zona sur oriente se propuso venir hoy a La Moneda, ya no solo los gremios y los trabajadores, sino un grupo más amplio y representativo de la sociedad civil organizada, en que hay alcaldes, concejales, legisladores, y los usuarios de los hospitales que están en proceso de concesión. Le estamos insistiendo al Presidente Piñera que detenga todos los procesos de venta de las bases de licitación de las concesiones. Es bastante impresentable que a dos meses de dejar el Gobierno se esté intentando dejar estos procesos de concesión".


Por su parte, diputada electa Camila Vallejo expresó que "la lógica de las concesiones, que partieron antes en otros países, ha venido en retroceso producto de los resultados perjudiciales en materia de políticas de Estado. En salud, en Chile, lo que hemos visto y lo vimos con el hospital de La Florida y en el Hospital de Maipú, es que si bien en un inicio se levantaron estas concesiones con el argumento que serían más rápidas y más baratas, fue completamente lo contrario; se demoraron mucho más y resultaron mucho más costosas para el Estado".

La ex presidenta de la FECh, agregó que "los chilenos pagamos mucho más por construir un hospital privado que si lo hubiéramos hecho con gestión pública. Hay una lógica de privatización encubierta; nosotros hemos visto, como lo observamos en la educación, que la salud pública ha venido profundizando su crisis dada la constante política subsidiaria del Estado que ha tendido a traspasar recursos públicos al sistema privado, profundizando la segregación del sistema, haciendo rico a un sector y perjudicando a los más, pobres, a los más vulnerables, a los más enfermos, que son los que se atienden en el sistema público. Esta supuesta solución de las concesiones, atenta conta la salud pública, va en la lógica de destrucción de la salud pública y a perjudicar a los usuarios principalmente, que están gastando más recursos por menos camas, como lo decían los propios sindicatos. Hay mayor inversión que va para el mundo privado, pero no va a responder a la salud de los usuarios que se verían perjudicados, en este caso, por la disminución de ciertas áreas".

En tanto, la ex ministra de Salud, Soledad Barría, dijo que en la carta "le pedimos al Presidente que paralice las acciones porque se está buscando utilizar estos últimos meses para apurar el sistema de concesiones y nos parece una irresponsabilidad que esto se siga llevando adelante cuando el próximo gobierno ha establecido que esa no es la política que quiere desarrollar y donde además significa una importante privatización, en circunstancias que existen recursos públicos para poder hacer la construcción de estos establecimientos. Se quiere hacer creer a la opinión pública de que si no se hace por concesión la construcción de los hospitales éstos no se pueden hacer, eso es falso. La Presidenta electa ha dicho que hay recursos para la construcción de 20 hospitales que van a quedar terminados, otros 20 que van a quedar en proceso y otros 20 que van a quedar en estudio. Los recursos públicos van a estar disponibles", dijo la ex secretaria de Estado.

En tanto, el diputado y médico Alberto Robles (PRSD) manifestó que "nos hemos opuesto siempre al sistema de concesiones, creemos que precariza el sistema público de salud al entregárselos a los privados. Muchos hospitales han ido a entregar en concesión el sistema de alimentación, y los funcionarios de esos servicios empiezan a ganar el sueldo mínimo cuando en el sector público ganan bastante más que el sueldo mínimo. Ya con eso, efectivamente implica una precarización seria del trabajo. Y no solo eso. El sistema de concesiones es mucho más caro en término de Estado, que considera un préstamo blando en el BID y construir a partir de recursos propios del Estado".

"Al final de cuentas en concesiones, cuando se concesiona un establecimiento hospitalario, el costo de la concesión al Estado le es mucho más oneroso y tampoco se ve ningún tipo de garantía en término de eficiencia, de que se agilicen los tiempos, ya lo hemos visto con las concesiones de los hospitales de La Florida y de Maipú. Hospitales públicos se han construido mucho más rápidos y con más eficiencia y están operativos", expresó el diputado Robles.

Luego de la entrega de la misiva se realizó una pequeña marcha desde La Moneda hasta la Contraloría General de la República, donde la dirigenta de la Fenpruss base del Hospital Sótero del Río, Roxana Gajardo, agradeció a los presentes el “compromiso con la defensa de la salud pública y exigió una respuesta al gobierno antes de 15 días”.

Terminada la actividad, se había logrado una entrevista con la subcontralora general, a quien se le exigió “rigurosidad en el cumplimiento de las bases de licitación”.

0 comentarios:

Publicar un comentario