23 ene. 2014

jueves, enero 23, 2014

Este martes se realizó en la Facultad de Odontología el primer debate entre los pre-candidatos a la Rectoría de la Universidad de Chile para el período 2014-2018. Seis de las siete postulaciones presentaron sus ideas respecto de los cambios que requiere la Casa de Bello, en un momento especialmente relacionado con el futuro de la educación pública y las instituciones del Estado.


Diario Uchile
En el Aula Magna de la Facultad de Odontología se realizó el primer debate entre seis de los siete precandidatos a la Rectoría de la Universidad de Chile para el período 2014-2018. El lunes a última hora, Raúl Morales informó su ausencia a este primer panel académico.

Según el orden del sorteo, Patricio González, Ennio Vivaldi, Francisco Brieva, Gonzalo Díaz, Fernando Lolas y Cecilia Sepúlveda expusieron respecto de cambios en la relación entre las facultades, además de optimizar la relación con el Estado, más allá de la necesidad de aumentar el financiamiento.


Gonzalo Díaz es académico en Artes y Humanidades y representa un amplio bloque de izquierda. A su juicio, la Universidad no impregna sus demandas en la realidad de la institución, y señala que “el discurso de la autoridad levanta hacia afuera una reivindicación por lo público. Pero hacia adentro, seguimos ejerciendo una práctica neoliberal que acentúa las diferencias en los presupuestos, en las disciplinas, en la toma de decisiones, convalidando un esquema interno de poder que sólo contribuye a reproducir y perpetuar el actual estado de cosas”.

El profesor Patricio González fue el primero en exponer. Médico y Jefe del Centro de Medicina Nuclear del Hospital Clínico, establece tres líneas de trabajo para potenciar la relación institucional entre las distintas facultades: “Los criterios son esencialmente académicos: gestión, gobierno universitario y desarrollo administrativo. La Universidad debe destacarse y esta creatividad trascender. Necesitamos hacer cambios para optimizar la institución. El balance de poder entre entes directivos: Rectoría, Consejo Universitario y Senado. No cabe duda que el esquema está balanceado a favor del Rector”.

Por su parte, el doctor Fernando Lolas destacó que hay un “ensimismamiento” en la Universidad de Chile, sin traspasar este diálogo inclusivo a la sociedad y a los ciudadanos. “Si bien estamos de acuerdo en que somos el crisol de la Nación, donde la diversidad se manifiesta y donde se junta a todo, hemos fallado en darlo a conocer. Estamos en un proceso de ensimismamiento, no le hemos consultado a la Nación, no le damos el menor pie a que la gente de afuera nos diga nada”.

Cerrando el panel, la decana de Medicina, Cecilia Sepúlveda, expuso distintas reformas institucionales, destacando la necesidad de contar con la primera mujer rectora en la historia de la Universidad. “Quiero encabezar estos cambios, mi propuesta se refiere a que la Universidad de Chile tenga la primera mujer Rectora en sus 171 años de historia. Sabemos que hay desigualdad profunda al interior de nuestra casa de estudio en cuanto a condiciones y remuneraciones. La discriminación de género es bastante importante, las mujeres ganan un 20% menos que los hombres”.

Ennio Vivaldi es vicedecano de la Facultad de Medicina y se refirió a la condición de “público” en educación, haciendo un paralelo respecto de la situación que atraviesa el Hospital Clínico: “Esta percepción de lo público como bien común, tiene un espacio propio. Un ejemplo es el drama del Hospital Aguirre, nunca lo vamos a resolver por la vía del manejo de deuda. Hay que tener una concepción distinta de un hospital público y, sobretodo, de porqué Chile necesita un hospital público”.

El actual rector, Víctor Pérez Vera, ejerce su segundo período por lo que no podrá postular nuevamente. Quien lo suceda enfrenta un especial período de discusión política, con una reforma a la educación que, se espera, mejore las condiciones de las universidades estatales y devuelva a la educación pública un rol predominante en la ciudadanía.

0 comentarios:

Publicar un comentario