16 ene. 2014

jueves, enero 16, 2014

En su diagnóstico acerca del problema de las bajas jubilaciones, Guzmán advirtió en una entrevista con El Mercurio que "hoy no hay piso político para introducir reformas que todos consideran obvias; es mejor que surjan de un nuevo consenso".


El Mostrador
José Antonio Guzmán es el presidente de AFP Habitat, la administradora de fondos de pensiones que ha sido la más agresiva en los últimos años en tratar de cambiar las prácticas más cuestionables del sistema financiero chileno.

Guzmán tuvo un rol fundamental en el caso “Chispas”. Habitat fue clave en que Enersis echara pie atrás en su plan original de aumento de capital y ahora lidera la pelea contra Julio Ponce en el caso Cascadas.

Ayer, en una franca entrevista en “Reportajes” de El Mercurio, el presidente de Habitat hizo una dura autocrítica a la forma en que las AFP han encarado el actual debate sobre la crisis del sistema.


Hace una admisión inédita para un ejecutivo de la cuestionada industria: “La viabilidad del sistema depende de que solucionemos los problemas”, ya que este “no es capaz de resistir la presión pública de que las pensiones son indignas”.

Guzmán dice a El Mercurio que las AFP han tenido una defensa corporativa ante las críticas del sistema y no han sabido hacerse cargo de los problemas que los cambios en la economía y demográficos han traído al sistema.

Agrega que “las AFP no tenían la solución en sus manos, pero sí la obligación de hacer presente que el sistema no estaba funcionando, que no daría las pensiones esperadas.

Reconoce que el debate se instaló para quedarse y la industria está consciente.

En su diagnóstico acerca del problema de las bajas jubilaciones, Guzmán puntualiza que “hoy no hay piso político para introducir reformas que todos consideran obvias; es mejor que surjan de un nuevo consenso”, y añade que, en su opinión, existe clima para los consensos.

Acepta que las propuestas como elevar la edad de jubilación y el monto de las jubilaciones “no son políticamente simpáticas”.

El presidente de AFP Habitat hace hincapié que es importante subir la cotización, pero que esto debe ser compartido entre el empleador y el empleado.

Es crítico de algunas de las propuestas sobre volver al sistema de reparto. “Hay ignorancia de lo que fue Chile y de lo que está pasando en otro países, porque hay grupos interesados en recuperar el poder y la capacidad de influencia que les dio el sistema de reparto en el pasado. No deja de ser apetitoso administrar esta cantidad de dinero; hoy cada afiliado controla su fondo, aprieta un botón y sabe cuánta plata ha acumulado. Algunos, especialmente la extrema izquierda, miran con simpatía acabar con la propiedad individual de los fondos, como lo hizo Argentina al expropiar los dineros de las AFJP”.

En la entrevista, Guzmán admite que  la principal causa del desprestigio del sistema “es que tengan utilidades cuando los afiliados pierden”, y eso “ha generalizado la visión de que las AFP ganan siempre, y hay que corregirla”.

Finalmente, el presidente de Habitat revela que su empresa está estudiando “un mecanismo que vincule mucho más directamente las ganancias de las AFP como industria con las utilidades de los fondos de pensiones, que garantice que, si los fondos no obtienen una determinada rentabilidad, la AFP compensará a sus afiliados”.

0 comentarios:

Publicar un comentario