2 ene. 2014

jueves, enero 02, 2014

Se trata de liceos emblemáticos de la Región Metropolitana y uno de Curicó, que lograron destacar entre los establecimientos públicos.


La Tercera
En la última versión de la PSU, los alumnos de colegios municipales fueron los que presentaron el rendimiento más bajo y, en promedio, no superaron los 500 puntos en ninguno de los cuatro test.

Sin embargo, un análisis de la U. Católica de Valparaíso (UCV) reveló una situación aún más preocupante: sólo 12 liceos públicos lograron promediar más de 600 puntos en el examen. Esto, considerando a los alumnos de esta promoción y de planteles científico-humanistas con una matrícula superior a los 15 estudiantes.

Entre los colegios con mejor desempeño se encuentran el Instituto Nacional (671 puntos promedio), el Liceo Augusto D’Halmar (660 puntos) y el Liceo Carmela Carvajal (658). El listado es engrosado por otros liceos emblemáticos, como el Liceo Victorino Lastarria y el Liceo de Aplicación.


Por el contrario, 50 colegios subvencionados y otros 202 particulares pagados lograron 600 o más puntos promedio en la PSU.

Ernesto Treviño, director del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la U. Diego Portales, señala que la PSU “termina revelando las desigualdades que tenemos en el país” y que “son aquellos colegios municipales que reciben a los estudiantes más pobres y los no selectivos los que tienen peores resultados”. Agrega que los emblemáticos sí seleccionan a sus alumnos.

Según el análisis de la UCV, entre los liceos sólo hay uno que no pertenece a la Región Metropolitana: el Liceo Zapallar de Curicó, que promedió 632 puntos PSU.

Ante eso, Manuel Sepúlveda, investigador de Educación 2020, sostiene que a pesar de esta situación, “hoy la segregación es más fuerte al interior de las escuelas que de las comunas”. Añade, eso sí, que hay otros elementos de segregación, como los de género a favor de los hombres y “cuando se tienen colegios emblemáticos que son sólo para hombres y se conserva esa tradición, es un elemento a considerar”.

Otros establecimientos

De los 1.827 planteles considerados en el estudio, el 43% logró 500 puntos o menos en la prueba e, incluso, hubo un 1,5%, correspondiente a 27 planteles públicos, que tuvo menos de 400 puntos en el test. Según Treviño, esto es llamativo, pues demuestra que “tenemos un sistema nacional bastante inmóvil, desde el punto de vista de que este fenómeno se viene repitiendo por años y la política educativa no ha logrado cambiarlo, pero esta situación es factible de corregir”.

0 comentarios:

Publicar un comentario